Másterclass de fotoproducto

Teórico

incluido

1

Videos

Fotoproducto

23:42m

Duración

Español

Lenguaje

Fotoproducto

Introducción

El noventa y nueve por ciento de todas las compras provienen de una respuesta emocional, no de una necesidad. La gente compra cosas basadas en cómo ese producto les hará sentir.

Una buena imagen no debe mostrar exclusivamente aquello que se desea mostrar, sino que tiene que mostrar y hacer sentir. No alcanza con que una foto sea descriptiva, sino tiene que ser emotiva. Pero no imaginen lo emotivo en relación a que nos haga llorar. Una buena foto puede darnos sentimiento de hambre, o de calor, o transmitirnos olores, sabores, sensación de hogar, de frescura o de lujo.

La fotografía de producto es clave para realizar una venta. Pero, a la vez, es una de las fotografías más técnicas y difíciles que existen.

Así como no pueden hacerse buenos retratos sin tener en cuenta el carácter ni el aspecto del individuo, porque un buen retrato debe trasmitir el estado de ánimo del sujeto en el momento del disparo; en la fotografía de producto no puede obviarse lo que el producto debe hacer sentir a quién lo consume. Para que una foto de producto sea buena, debe lograr que el observador quiera tener ese producto.La pregunta es cómo lograrlo. Comencemos por el principio:

Objetivos de la fotografía de producto

  • Despertar el interés: hacer que los posibles compradores quieran tener el producto o saber más de él.
  • Descripción visual: las fotos deben dar la mayor cantidad de información del objeto.
  • Acercar el producto al comprador: la información que des con la fotografía hará sentir al comprador que conoce el artículo.
  • Diferenciarlo de la competencia: una fotografía de producto exitosa destaca del resto por su calidad y perfección.

qué necesitamos

Cámara o smartphone

A nivel profesional se usan cámaras de alta resolución que puedan brindarnos alto nivel de detalle. Pero con cualquier cámara actual se pueden realizar fantásticas fotografías de producto si cuidamos detalles como la iluminación, el encuadre y la puesta. Pero el avance tecnológico es tan importante que teléfonos de alta gama también nos permiten en la actualidad la posibilidad de hacer muy buenas fotografías. Por supuesto, siempre una cámara será mejor que un teléfono, pero a veces el dinero es un limitante para poseer una buena cámara y podremos recurrir sin problemas a un buen teléfono.

Objetivos

Recomendable objetivos de calidad. Aunque este punto dependerá del presupuesto disponible, lo ideal es tener objetivos zoom de calidad u objetivos fijos (35mm o 50mm).

Trípode

Fundamental. nuestro pulso no es bueno. No podemos quedarnos quietos sosteniendo una cámara de fotos un segundo. Y en fotografía, un segundo es una eternidad. Si queremos nitidez, el uso de trípode es imprescindible. ¿Qué trípode? Uno que podamos pagar y que mantenga la cámara inmóvil. Ése es el consejo principal. Hay trípodes de todos los precios pero para arrancar la premisa es esa: uno que podamos pagar y deje la cámara quieta.

Ventana

Será en la mayoría d  las fotos nuestra fuente de luz principal. Debemos estar cerca de la ventana. No queremos que el sol entre directo, sino que entre la luz (si el sol llegara a entrar directo, cortinas o sábanas blancas pueden solucionarlo).

Mesa

Será tu superficie de trabajo, la colocarás lo más cerca de la ventana posible.

Cartulinas blancas y negras

Serán tus aliadas para controlar la luz (las blancas para rebotarlas, las negras para impedir rebotes y manejar el contraste), pero también para tener fondos lisos y neutros. Las cartulinas grises también funcionan muy bien para este fin.

configurando la cámara

La sensibilidad ISO

La sensibilidad ISO es la cantidad de luz que necesita nuestra cámara para capturar una fotografía. No podemos entender este valor sin antes entender su sensor ya que, el ISO dependerá de cómo captura la luz su sensor. El sensor que tienen todas las cámaras es ese elemento que transforma en realidad lo que vemos. A un mayor valor de ISO, más luz habrá en la foto (y viceversa).

Pero ojo: porque mayor ISO implica mayor ruido visual (grano) y un deterioro en la nitidez y colores. Por ende, en la fotografía de productos dejaremos el ISO en un valor bien bajo (el más bajo!). Estarás pensando: “¡pero me falta luz!”

No te preocupes, ya lo solucionaremos.

La apertura del diafragma o valor f

El diafragma es el encargado de regular la cantidad de luz que llega al sensor. Utilizar diafragmas abiertos (f 1,4 o 1,8 o 2,8; por ejemplo) otorga más luz y también mayores desenfoques. Diafragmas cerrados (f9, 10 u 11) otorga menos luz y profundidades de campo más extensas (todo en foco).

Entonces, ¿qué diafragma usaremos? La respuesta es: depende. ¿Queremos lograr desenfoques? Diafragmas abiertos entonces? ¿Queremos que todo esté perfectamente nítido y enfocado? Diafragma cerrado entonces. Pero quizás estés pensando: “¡Pero pará! me dijiste que pusiera un ISO bajo y ahora encima quiero que todo esté enfocado y debo cerrar el diafragma. Me falta muuuucha luz”. Exacto, no desesperes, ya llegamos a la solución.

La velocidad de obturación o el tiempo de exposición.

Hace un rato dijimos que el trípode es imprescindible. Y ahora entenderás por qué: los productos habitualmente son elementos estáticos que encima estarán apoyados sobre una superficie rígida. No hay movimiento. Además tenemos la cámara estática en un trípode. Esto qué significa? Que somos libres de poner la velocidad que deseemos. En fotografía de producto puede ser habitual usar velocidades extremadamente bajas (1 seg, incluso 2 o 3) que en cualquier otra fotografía sería impracticable. Si antes con un ISO bajo y un f cerrado nos faltaba luz, ahora podremos compensar esa faltante bajando la velocidad todo lo necesario.

Disparar en formato raw (de ser posible)

El formato raw nos permitirá que en postproducción controlemos el balance de blanco sin problema (factor clave) y nos facilitará el trabajo durante el momento de la toma porque no deberemos estar pendientes de las tonalidades diferentes de luz.

Tipos de fotografía

Fotografía con fondo neutro liso (estudio)

Son fotos “prolijas”, de catálogo. Ideal para vender productos en redes sociales por ejemplo. Pueden ser con fondo blanco (lo más normal), negro, gris o de colores. Lo que se busca es obtener una luz homogénea, suave, sin sombras marcadas.

Como regla general, se recomienda tener una caja de luz (ver foto debajo) aunque no es un requisito indispensable.

Formas de lograr la fotografía:

Imaginen una mesa contra una pared (pegada a la pared). Deberían colocar una cartulina del color deseado pegada en la pared y que descienda hasta cubrir la mesa (o una parte de ella). Así quedará con una curvatura en la unión de pared y mesa. Esa curvatura elimina visualmente la unión de pared y piso y logra el efecto llamado infinito.

Cuando iluminemos de forma homogénea esa cartulina, habremos logrado el efecto sinfín. Algo que también funciona muy bien es colocar sobre la cartulina (donde el producto se apoyará) un vidrio/acrílico transparente. Eso crea un reflejo que en general queda muy bien.

Iluminación

Ahora deberemos iluminar el producto. Lo importante: ¡¡¡LUZ SUAVE!!! Y suave no significa poca luz, significa que no vaya directa. Una luz suave es una luz difusa. De hecho, necesitaremos preferentemente mucha luz. La claridad que entra por una ventana es luz suave y una luz bonita: por eso resulta práctico acomodar el  producto para que la ventana quede a uno de sus costados (bien cerca, a no más de un metro y medio). Del lado que no está la ventana puede colocarse una cartulina blanca para que rebote la luz e ilumine el otro sector.

Si no tenemos una ventana, podemos colocar a ambos lados del producto algún tipo de luz artificial, pero esa luz, para que sea suave colocaremos una hoja de calcar/papel vegetal/bolsa de nylon blanca (cualquiera de ellas) entre la luz y el producto.

O, recurrimos a una caja de luz que se consiguen muy baratas por mercado libre o en supertex (diag 74 entre 9 y 47).

Fotografía de producto en escena

La fotografía en escena significa que en la foto el producto simula estar en la vida real y no en un estudio.

Aquí, por lo tanto, se agregan otros elementos en el decorado. Lo importante es obtener una imagen donde dichos elementos sumen, pero sin quitarle importancia al producto en cuestión.

Acá, otra vez la iluminación debería ser suave, pero en esta ocasión puede venir de un solo sector y no tan envolvente como en la fotografía de estudio, donde la luz parece venir de todos lados.

Las ventanas siguen siendo una alternativa fantástica (prestar atención a las fotos de ejemplo).

Consideraciones generales:

Es necesario comprender qué clave lúminica vamos a querer usar (recordar clave alta y baja). ¿Estaremos cerca de la clave alta? Entonces los blancos deberán estar bien blancos. ¿Clave baja? Negros bien profundos. ¿Clave neutra? Que los grises sean grises. Con esto no quiero decir que hay que agregar luz o quitarla. Si queremos más o menos luz cambiaremos la velocidad de obturación. En las fotos de producto no vale la pena subir el ISO. Simplemente, como ya hemos visto, hay que dejar la cámara apoyada y bajar la velocidad todo lo que haga falta.

Otras veces sucede que queremos clave baja y el fondo se ilumina y no queda negro. En ese caso hay que ponerle “barreras” a la luz para que no se expanda iluminando sectores que no queremos iluminar. Para eso usaremos cartulinas negras.

Por otro lado: la composición de la escena y de la cámara es fundamental. Todo el tiempo que nos tomemos cuidando la composición y armando la escena nos ahorrará dolores de cabeza luego. Hay que ser meticulosos, prolijos, preparar los objetos para que estén impecables. Por ejemplo, resulta fundamental que los elementos brillosos no tengan dedos marcados o motas de polvo. Parecen obviedades, pero la correcta limpieza de dichos productos puede llevarnos un buen tiempo. Es necesario ser paciente.

También es importante jugar, crear, probar distintas cosas con la iluminación. Por ejemplo usar un fondo negro pero iluminarlo con una luz puntual justo detrás del producto para que cree un círculo más luminoso alrededor 

La creación lumínica, la prueba de distintas cosas es lo que determinará la sofisticación de la imagen final.

No es una fotografía simple pero es buena para ejercitar la técnica.

A continuación, puedes hacer click en el video para reproducirlo

Más Cursos?

Claro que sí! Tenemos muchas opciones para que sigas aprendiendo

Curso de edición en Lightroom

Curso intensivo avanzado de Lightroom

La edición es parte fundamental de la realización fotográfica. En el curso inicial de fotografía pudiste aprender durante dos clases a manejar LR. Pero en este curso intensivo vas a aprender a sacarle todo el potencial y a aprender a editar como un profesional.

Anotate en este curso intensivo

5 clases - 10 horas
Ver curso

Másterclass

Clases intensivas sobre el tema que quieras

Hay veces que los alumnos quieren aprender más sobre un tema específico. ¿Fotografía de paisaje? ¿Retratos? ¿Fotografía de producto? Por ese motivo desarrollamos las másterclass, que son clases intensivas de 3 horas sobre temas específicos para que te perfecciones en el área que te interesa.

Mirá las opciones que tenemos y anotate en la que desees

Elegí las que más te gusten.
Ver másterclass disponibles